TECNOLOGÍA

Magnetoterapia

Alta Potencia

Todos los tejidos que conforman el cuerpo humano están compuestos de células dotadas de carga magnética. Aquellas células que han sufrido una lesión, ya sea una inflamación, una rotura, un esguince, una fractura… tienen una carga menor que una célula sana, cosa que afecta negativamente en su función normal.

La terapia inductiva de alta energía basa su efecto en las ondas electromagnéticas, las cuales atraviesan cualquier tejido del cuerpo (células, tejidos, órganos, huesos…) y recargan las células para reestablecer su correcto funcionamiento.

En Fisiocross contamos con la Emfield Pro de Zimmer que genera un campo magnético de 3 Tesla, el cual es 600 veces más fuerte que un sistema de magnetoterapia convencional. Este potente campo magnético estimula las células nerviosas, músculos, y vasos sanguíneos.

¿Qué beneficios aporta?

  • Reducción del dolor. Acelera la disminución de la inflamación restaurando el flujo sanguíneo a la zona e incrementando la oxigenación de los tejidos. Por ello, es altamente efectivo en dolores cervicales, dorsales o lumbares derivados de lesiones de disco como hernias, protrusiones, ciáticas o de carácter articular como síndromes facetarios. También es efectivo en dolores pélvicos, articulares, hombros congelados, síndrome del túnel carpiano, artritis reumatoides…
  • Regeneración de tejidos. Estimula la producción de fibroblastos y colágeno necesarios para la reparación de los tejidos lesionados, así como en la osteogénesis, la formación de nuevo hueso o en las proteínas de factores de crecimiento para recuperar lesiones musculares o ligamentosas. Por ello es utilizado en fracturas, edemas óseos, roturas fibrilares, esguinces, fascitis plantar o tendinopatías.

  • Activación neuromotora. Con la aplicación de Emfield Pro en un nervio conseguimos resetear el impulso eléctrico para su correcto funcionamiento. Los nervios afectados por una lesión pierden su capacidad de transmitir bien los impulsos nerviosos necesarios para recuperar un tejido. De esta forma no solo nos centramos en tratar la lesión a nivel local, si no que vamos más allá, la tratamos a nivel global, disminuyendo el dolor y mejorando el control neuromotor.

Diferencias entre el sistema inductivo de alta potencia y la magnetoterapia convencional

El sistema inductivo de alta potencia acelera la curación de fracturas, fisuras y edemas óseos un 50% más rápido que la magnetoterapia convencional.

Con la Emfield Pro podemos generar estímulos con resultados instantáneos y no dolorosos. Muchos pacientes describen la terapia inductiva como un masaje con efectos de sedación generalizada y relajación.